Entrevista de Trabajo Intelectual

La Entrevista de Trabajo Intelectual

Otra entrevista algo complicada de manejar son las de tipo intelectual, es decir aquella en la que el entrevistador utilizará complejas preguntas, algo rebuscadas, para intentar hacer que el propio candidato acabe contradiciéndose.

Este tipo de entrevistas es muy utilizado por grandes profesionales de recursos humanos. El entrevistador se muestra con un semblante serio, firme y muy seguro de si mismo. Esto hará que la primera impresión que se lleve el candidato o entrevistado sea positiva pero no cercana, lo que provocará que la tensión no se pierda.

El lenguaje poco coloquial del entrevistador de buen seguro pondrá en apuros en más de una pregunta al entrevistado. Es decir, no es lo mismo preguntar “qué le interesa de una oferta de trabajo”, que preguntar “que factores considera apropiados a la hora de tomar una decisión”. Obviamente ante preguntas más formales y menos coloquiales requerirán respuestas del mismo talante, así que es mejor ponerse a la altura del entrevistador y utilizar palabras algo menos usuales a como acostumbramos hablar en la calle.

En la entrevista intelectual se profundiza en las cosas, no sólo interesa lo que ha hecho el candidato durante la vida laboral, sino también el por qué lo ha hecho. Esta diferencia provocará, en ocasiones, que el entrevistado pierda la concentración ante el rebuscamiento de las preguntas del entrevistador.

Con esta técnica de entrevistas se consigue sacar información de la lógica del pensamiento del candidato, su capacidad para encontrar respuestas alternativas y resolver situaciones adversas.

Es sin duda uno de los tipos de entrevistas más complicadas que existe, que cómo ocurre en todas habrá que mostrarse muy concentrado.

¿Qué le gustó o no le gustó de su anterior trabajo?

Be the first to comment on "Entrevista de Trabajo Intelectual"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*